IV Rallye de Tierra de Riolobos


Recital de Pons, y van seis. El vigitano no dio opción a sus rivales, una vez más, y logró un pleno de récord en la vigente temporada. Le secundaron en el pódium la nueva joya del automovilismo catalán, Nil Solans, y Julián Vera.

Xevi-Pons-y-Xavier-Amigò_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

Nadie puede con Pons en tierra. Ha quedado claro a lo largo de toda la temporada. Que el catalán es el mejor piloto nacional sobre la superficie era algo más que obvio, a tenor de las últimas temporadas, pero la abrumadora solvencia con la que ha conseguido todas las victorias de la temporada ha puesto de manifiesto que el resto de oponentes se encuentran a demasiada distancia.

Xevi-Pons-y-Xavier-Amigò_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_3-copia

La localidad cacereña de Riolobos acogía la última prueba de un Nacional que ya estaba decidido de antemano, con un Xevi Pons que ya se había proclamado Campeón de España de Rallyes de Tierra por tercera vez en Serón. Todo hacía presagiar que la lista de inscritos final sería paupérrima. No obstante, el buen hacer de la Escudería Plasencia lograba reunir una inscripción de lujo para los tiempos que corren. A los ya habituales del campeonato se añadía la inscripción sorpresa de José Antonio Suárez, que tras conseguir su primera victoria en el Nacional de Asfalto, se presentaba a la prueba con ganas de poner el colofón a la temporada. Nil Solans se presentaba a la prueba con el Mini Proto de PCR, montura habitual de Nani Roma. El joven piloto madrileño de 18 años, Pepe López, también aparecía inscrito con un Mitsubishi Lancer Evo IX, acompañado a la derecha por Cándido Carrera. Francisco Javier Pardo, con el DS3 Proto de Ya Car, y Alberto Monarri con un Impreza N15 de Caldevilla completaban la lista de “novedades”.

Alberto-Monarri-y-Rodrigo-Sanjuán_Subaru-Impreza-N15-copia

Y si la inscripción fue de lujo, la afición no se quedó atrás. Una vez más, la pequeña localidad de Riolobos, así como la de las vecinas localidades por donde discurría el rallye, se volcaron con la prueba, llenando con entusiasmo y colorido las dehesas y caminos.

Carlos-Aldecoa-y-Ainhoa-Sarasúa_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

Desde los primeros compases, Pons no daba opción a sus rivales.  En el primer tramo, el de Aceuche, lograba endosarle 13 segundos a Suárez, y 30 segundos a Solans. El rápido tramo se complicaba por el polvo en suspensión y la luz del amanecer, a pesar de los dos minutos de diferencia con el que partían los pilotos de cabeza. Rubén Sastre no llegaba a tomar la salida, y David Quijada sufría una rotura en la caja de cambios de su Mitsubishi Evo IX, que le apeaba prematuramente de la prueba de casa.

Nil-Solans-y-Miquel-Ibañez_BMW-Mini-Proto-copia

David-Quijada-y-Dani-Canelo_Mitsubishi-Lancer-Evo-IX-copia

Al paso por el tramo de Portezuelo, más de lo mismo. Pons seguía aumentando su ventaja sobre Cohete y sobre Solans, que cada vez se iba adaptando un poco más a su nueva montura.

José-Antonio-Suárez-y-Pablo-Marcos_Mitsubishi-Lancer-Evo-IX_2-copia

En la segunda pasada a Acehuche, Pons lograba un nuevo scratch, al igual que en Portezuelo. Era en este último tramo en el que Suárez se veía obligado a abandonar, tras sufrir una avería en la caja de cambios del Mitsubishi. El segundo en este último tramo de la mañana iba a ser Viera, que se encontraba a 40 segundos de Solans. Completaban el quinteto de cabeza Julián Vera y Pepe López, mientras que el apartado de 2RM era liderado por Juan Carlos Aguado.

Juan-Carlos-Aguado-y-Daniel-Del-Rincón_Ford-Fiesta-R2-copia

A la lista de abandonos se sumaba la de Alberto Monarri y Óscar Fuertes, que en esta ocasión estaba copilotado por Juan Luis García.

Óscar-Fuertes-y-Juan-Luis-García_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

Ya en la etapa vespertina Xevi Pons salía muy conservador, sabedor de que tenía el rallye en el bolsillo, lo que permitía a un Solans cada vez más adaptado al Mini conseguir dos scratchs consecutivos. La pelea por el pódium aún tenía emoción.

Nil-Solans-y-Miquel-Ibañez_BMW-Mini-Proto-2-copia

En el último bucle, Pons sentenciaba consiguiendo sendos mejores tiempos, mientras que el joven Solans afianzaba su segunda plaza, obteniendo así su mejor posición en el campeonato. Además del título de 2RM, el piloto de Matadepera ha concluido tercero del Campeonato Nacional de Rallyes de Tierra, una posición magnífica, teniendo en cuenta que ha disputado todo el campeonato con un Peugeot 207 de tracción delantera.

Xevi-Pons-y-Xavier-Amigò_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_2-copia

En dura pugna hasta el final con Viera, la tercera posición era finalmente para Julián Vera. No obstante, el resultado le servía al canario para conseguir el subcampeonato.  La quinta posición fue finalmente para Pepe López, que completó una magnífica actuación.

Julián-Vera-y-Alejandro-López_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

Alfonso-Viera-y-Víctor-Pérez_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

Pepe-López-y-Cándido-Carrera_Mitsubishi-Lancer-Evo-IX_2-copia

Durante el transcurso del último bucle, Juan Carlos Aguado se vio obligado a abandonar por un problema con el motor de su Ford Fiesta R2, lo que le servía en bandeja la victoria en 2RM a Manuel Gómez Manzanilla. No obstante, el resultado obtenido por Ángel Paniceres era insuficiente como para arrebatarle la Beca RMC al piloto madrileño.

Manuel-Gómez-Manzanilla-y-Martín-Lumbreras_Peugeot-206-RC-copia

Ángel-Paniceres-y-Salvador-Belzunces_Ford-Fiesta-R2-copia

En el apartado regional, la victoria fue para Jesús Castilla, que con el abandono de David Quijada y Dani Canelo en los primeros compases, se alzaba también con el título extremeño de la especialidad.

Jesús-Castilla-y-Ángel-Cano_Citroën-Xsara-copia

Anuncios