I RALLYSPRINT DE SANTA MARÍA DE LA ALAMEDA


Continúa el monólogo de Daniel Marbán en el regional madrileño, con una nueva victoria en Santa María de la Alameda. Segundo fue su padre, que aparcó el 206 WRC para salir con el Córdoba. Mientras, en la tradicional lucha entre los C2 y Efi por el tercer puesto, fue Del Rincón el que se llevó el gato al agua por sólo 4 décimas.

El pasado fin de semana tuvo lugar el I Rallysprint de Santa María de la Alameda, compuesto por cuatro pasadas a un único tramo (dos en cada sentido) de 8,65 Kms., en la carretera que conecta Robledondo con La Estación.  Un tramo bien asfaltado, rápido y técnico, que discurre por uno de los paisajes más bellos de la Sierra Oeste.

La escueta lista con la que se presentaba la prueba no iba a restar emoción a la sesión vespertina. No obstante, de los 33 inscritos con los que se contaba inicialmente, sólo 30 se  presentaron a la salida, pues Álvaro Filip y Carmelo Abajo no lograban tener el nuevo AX a punto para el sábado, los sevillanos Alberto y Eduardo Bueno no podían reunir el presupuesto a última hora porque se les caía un patrocinador, y Diego Pinilla que tampoco acudía a la cita.

La victoria, como ya decíamos, fue de nuevo para Daniel Marbán y Víctor Ferrero, que prácticamente se dieron un paseo militar. Hicieron el mejor tiempo en todos los tramos, y acabaron con una ventaja de 52 segundos sobre José Marbán e Iñaki Páez, que lograban adaptarse a la perfección al Córdoba, a pesar de no ser su vehículo habitual.

La primera sorpresa a modo de abandono vino de la mano de Teo Martín. Un problema en la dirección del coche acababa con un aparatoso golpe frontal en una zona rápida en bajada, durante el segundo tramo, y nos privaba de una bonita lucha entre los dos WRC inscritos.

La tercera plaza quedaba libre, pues, para que se la disputasen los tres Citroën C2 habituales, y Eugenio Fernández “Efi”, con su siempre espectacular Peugeot 205 Maxi. Pero pronto iba a haber una nueva baja en la lucha por la tercera posición del cajón, cuando David Pérez y  José Luis Gijón rompían el motor del coche durante el segundo tramo.

Alberto Castellano se iba a mantener al margen de la batalla esta vez, pues como nos comentaba al término de la prueba no lograba encontrarse a gusto con el tramo y el coche. Así que, la lucha por la tercera posición quedaba reducida a un duelo entre Del Rincón y Efi, que iba a acabar siendo para el del Citroën. Aunque lo ajustado del tiempo, con sólo cuatro décimas de diferencia, hizo que ambos estuviesen pendientes de la resolución de los comisarios hasta un buen tiempo después de haber terminado la prueba. Más emoción imposible. Victoria de clase, eso sí, para cada uno de ellos.

La quinta posición fue para Abraham Cabrera, que lograba completar un gran rallysprint copilotado esta vez por Álvaro Fernández. Grandes cronos y espectáculo el que dieron con el impresionante Renault 11 Turbo ex-Ragnotti. Además, conseguían la victoria de la clase 7 y en el apartado de clásicos deportivos.

Los abandonos se fueron sucediendo, sobre todo a lo largo del segundo tramo cronometrado. A Teo y a Pérez se sumaba Bernardo Sánchez, que sufría un golpe tras perder la rueda derecha trasera en el aterrizaje de un espectacular salto en el rasante del cruce. Los andaluces Francisco Jiménez y Alberto Chamorro volvían a sufrir problemas con el turbo de su precioso Subaru una vez más. También el Megane de José M. García era víctima de los problemas mecánicos, y se veía obligado a abandonar.

Finalmente, la victoria en el grupo 4 y sexto en la clasificación al scratch fue para Ignacio Cayuela y Javier Zamora, mientras que la clase 1 fue para Jonathan Araujo y Miguel Ángel Gómez.

Dossier de Tiempos

Anuncios