34 Rallye Cantabria Internacional


Victoria de Berti Hevia en un extraño Rallye de Cantabria marcado por las neutralizaciones, en el que Jonathan Pérez logró acabar segundo y hacerse con el liderato.

Alberto-Hevia-y-Alberto-Iglesias_Skoda-Fabia-S2000

Extraño y atípico rallye, donde un cúmulo de desgracias se conjuraron para desmerecer una de las pruebas más atractivas del campeonato. La baja a última hora de Miguel Fuster, no exenta de polémica, añadía un poco más de sal al campeonato.

Con una acertada monta de neumáticos de seco, la sorpresa en el primer tramo venía de la mano de Joan Vinyès, que se adjudicaba el scratch en el primer tramo de San Antonio-Solórzano. Tras él, Senra era el segundo con 3,5 segundos.  Luis Monzón, que tras su buena actuación en Canarias volvía a la carga con el Peugeot 207 S2000, era tercero.

José-Alonso-Liste-e-Iván-Gómez_Mini-John-Cooper-Works

Y comenzaba la fiesta… Una llamada al 112 alertaba del desfallecimiento de un aficionado, por lo que este primer tramo debía ser neutralizado para dar paso a las asistencias sanitarias. No obstante, la neutralización afectaba a los participantes del regional.

En el segundo tramo, en Ajo – Las Pilas, la lluvia se presentaba en forma de una espectacular tormenta, que iba a continuar complicando la jornada a la organización. Debido a las complicaciones climatológicas, el Swift de Santana sufría un fuerte accidente, que obligaba a intervenir a los vehículos R y dos ambulancias. A pesar de estar el tramo neutralizado a partir del suceso, y habiendo sido piloto y copiloto evacuados, Rubén Salces, participante del regional, impactaba con el vehículo de los canarios, necesitando el copiloto ser evacuado igualmente.

Joan-Vinyès-y-Jordi-Mercader_Suzuki-Swift-S1600

En el plano deportivo, era Luis Monzón el que lograba adjudicarse el mejor tiempo, y alzarse hasta la primera posición de la general. Alberto Hevia era quien llegaba en segunda posición, adelantando a Senra tanto en el tramo, como en la clasificación. Los hermanos Vallejo, por su parte, se hundían en la clasificación, víctimas de un pinchazo.  Alberto Monarri, por su parte, se veía obligado a abandonar por un problema con los colectores de su Twingo.

Sergio-Vallejo-y-Diego-Vallejo_Porsche-997-GT3_3

Tras la segunda pasada a San Antonio – Solórzano, era en esta ocasión el asturiano de Skoda el que conseguía el scratch, y arrebatar la primera posición a Monzón. Un sorprendente Ojeda, con su estreno con el DS3 R3T, lograba seguirle la pista, con un tiempo tan sólo 10 segundos peor, con una mecánica sensiblemente más pequeña. Monzón sufría en esta ocasión para aguantar la segunda posición de la general, siendo sexto en el tramo.

Xabier-Lujúa-y-Jesús-Estrada_Mitsubishi-Lancer-Evo-X

Entre los vehículos participantes en el grupo N, era Senra el que se mantenía en la primera posición, seguido por el local Francisco Javier España.  Marcos Diego, sin la oposición de Monarri, era el más rápido de entre los Twingo, y Adrián Díaz de entre los Swift de la Copa, seguido por Víctor Pérez.

En el Trofeo, Freire lograba imponerse a Gradaille, por más de 3 minutos en la general.

Paulo-Gradaille-y-Miguel-Peña_Suzuki-Swift-Sport

Dirección de Carrera decidía anular la segunda pasada al tramo de Ajo – Las Pilas, pues la lluvia había complicado la limpieza del aceite derramado por Santana en su accidente, por lo que no se podía asegurar la seguridad de los participantes.

La climatología parecía ser más benévola en la mañana del sábado. Aunque si bien la lluvia parecía respetar, la niebla hizo acto de presencia en el primer tramo de San Roque – Villacarriedo. En estas circunstancias, Luis Monzón volvía a ser el más rápido, y se imponía a Sergio Vallejo, que rodaba muy fuerte con su Porsche, desquitándose de la caótica jornada del viernes, en la que sufrió dos pinchazos.

Sergio-Vallejo-y-Diego-Vallejo_Porsche-997-GT3

Todo parecía transcurrir con normalidad, hasta que tras el paso de los Vallejo un parón hacía saltar todas las alarmas entre los aficionados, que posteriormente comprobaban consternados que un nuevo tramo era nuevamente neutralizado tras el paso de tan sólo cinco participantes,  por la necesidad de dar acceso a una ambulancia para atender a una vecina que precisaba asistencia sanitaria. En el apartado de abandonos, destacar el de Víctor Senra.

El sexto tramo, el de Santibáñez – Vega, era neutralizado en lo que parecía ser una cruel broma del destino.  En esta ocasión, la culpable fue una curva, casi a final del tramo, en la que se fueron acumulando los accidentes, uno tras otro, hasta poner en riesgo la integridad del resto de los participantes.

Luis-Monzón-y-Nazer-Ghuneim_Peugeot-207-S2000

Hasta ese momento, el mejor tiempo fue el protagonizado por Alberto Hevia, aunque seguido muy de cerca por Luis Monzón, que además lograba mantener el liderato. El tercer scratch era para Javi España, mientras que Jonathan Pérez empezaba a marcar un fuerte ritmo, y avanzaba varios puestos en la general.  Enrique García Ojeda decidía arriesgar, y se equivocaba con la elección de sus neumáticos, por lo que se iba fuera de la carretera. Aunque lograba reincorporarse, perdía más de 6 minutos, por lo que perdía todas sus opciones a pódium.

Alberto-Hevia-y-Alberto-Iglesias_Skoda-Fabia-S2000_2

Llegados a estas alturas del rallye, la mayoría de pilotos del apartado regional no había disputado un solo kilómetro cronometrado. Debido a ello se plantaron en la salida, y se negaron a seguir compitiendo, exigiendo que se les devolviese el dinero de la inscripción. Al cierre de esta noticia Fidel de la Peña, organizador de la prueba, ha adquirido el compromiso de devolver el dinero de la inscripción a los mencionados participantes.

La segunda pasada al tramo de Villacarriedo iba a ser la primera del sábado que iba a transcurrir sin problemas de neutralizaciones, aunque comenzaba con un bombazo en forma de avería de motor de Luis Monzón, que le ponía la primera posición en bandeja a Alberto Hevia,  que además era el más rápido en acabar el tramo.  Francisco Javier España también abandonaba, por accidente en su caso, casi en la llegada del tramo. Una pena, dadas las grandes opciones que tenía de subirse al tercer cajón del Sardinero.

Jonathan-Pérez-y-Enrique-Velasco_Peugeot-207-S2000

Jonathan Pérez seguía imponiendo un ritmo espectacular, y lograba quedarse a tan sólo 6,7 segundos de Joan Vinyès.

Con la victoria en el bolsillo, Hevia salía relajado al último tramo, y se conformaba con un tercer mejor tiempo, que le garantizaba el triunfo final.  Jonathan Pérez era en esta ocasión el más rápido, y además lograba arrebatarle el segundo puesto a Vinyès, que sería quien completase el pódium.  Además, esta posición permitía que el de Colunga saliese como líder del Campeonato de España. El segundo mejor tiempo en el tramo fue para Dani Marbán, que volvía a los mandos de su Evo tras correr en Canarias con un Porsche. Su tiempo no era suficiente para alcanzar a Xavier Lujúa, vencedor del grupo N y de la Evo Cup, ni a Eugenio Mantecón, que parecía dejar atrás los problemas de fiabilidad de su Polo, y lograba una meritoria quinta plaza, aunque sí para adelantar a los hermanos Pais.

Daniel-Marbán-y-Víctor-Ferrero_Mitsubishi-Lancer-Evo-X

Marcos Diego era quien lograba hacerse con el triunfo en la Twingo Challenge, con un amplio margen sobre Luis Aragonés.

Marcos-Diego-y-Diego-Sarabia_Renault-Twingo-R2

En la Copa Suzuki Swift, el más rápido fue Adrián Díaz, que se imponía sobre Víctor Pérez y Marcos Rodríguez.  En el caso del trofeo, el gallego Pablo Freire se impuso con total autoridad sobre Gradaille.

Pedro-Freire-y-Juan-Gandara_Suzuki-Swift-Sport

En definitiva, un caótico rallye marcado por una serie de difíciles circunstancias, sobre las que la Organización poco o nada tuvo que ver. Desde Madrid Motorsport queremos mostrar todo nuestro apoyo al C.D. Peñucas, y deseamos que podamos seguir disfrutando de esta hermosa prueba para la temporada que viene.

Anuncios