31 Rallye Sierra Morena


Primera victoria de Surhayen Pernía y Juan Luis García en el Nacional, un año después de subirse por primera vez en un Evo en los tramos cordobeses. Segundos fueron Alberto Meira y David Vázquez, que acabaron con problemas, mientras que el tercer escalón lo ocuparon los hermanos Pais.Surhayen-Pernía-y-Juan-Luis-García_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_4-copia

Contundente victoria la del joven piloto cántabro que confirmó que el relevo generacional es ya un hecho. La victoria de Surha se suma a la de otros ilustres pilotos cántabros que hicieron historia en los tramos españoles, como Paquito Martínez, Genito Ortiz, Martínez Conde, Chus Puras, Enrique García Ojeda o Dani Sordo. Una victoria que se venía fraguando a lo largo de toda la temporada, en la que memorables actuaciones como los pódiums de Cantabria y Llanes se alternaron con tragedias como el incendio en Ourense.

Surha-y-Juanlo_podium-copia

El Campeonato Nacional de Rallyes de Asfalto, como cada final de temporada, abandonaba el norte peninsular para trasladarse a un sur siempre ávido de pruebas. Si bien todo hacía presagiar que un campeonato ya decidido iba a traer consigo una paupérrima inscripción a la ciudad andaluza, la lista final sorprendía a propios y extraños con una gran variedad de monturas y equipos, en la que no faltaban las notas exóticas que suponía la presencia del finlandés Eskelinen y los argentinos Juan Carlos Alonso y Luciano Bonomi. Y es que la cercanía en el calendario de la prueba mundialista de casa hace que en los últimos años tengamos la oportunidad de disfrutar de pilotos foráneos que se toman los tramos de Sierra Morena a modo de test, dada la similitud de características entre los tramos cordobeses y catalanes. Un aspecto que el Automóvil Club de Córdoba debería potenciar, pues sin duda puede ser su gran baza para crear una prueba realmente atractiva.

Guadalquivir-copia

Este año el recorrido venía repleto de novedades, aunque manteniendo el formato de dos jornadas, repartidas entre sábado por la tarde/noche y domingo por la mañana. El primer tramo a disputar volvía a ser el de Adamuz-Villanueva, pero en esta ocasión se sustituía el tramo de Pozoblanco por el de Cerrobejuelas, un mítico tramo en el que el asfalto viejo y roto es la principal característica, y que se vio obligado a recortar su recorrido en 7 kilómetros a última hora por una cuestión de seguridad.  También se recuperaba el mítico tramo de Córdoba, con el famoso cruce de Trassierra, uno de los puntos que más público logra congregar de todo el Nacional. El domingo se disputarían los tramos de Villaviciosa y Posadas-Hornachuelos a doble pasada.

Público5-copia

Al igual que en las últimas ediciones, la amenaza de lluvia auguraba que el desarrollo del rallye podría estar lleno de sobresaltos.

Desde los primeros compases, Sergio Vallejo dejaba claro que venía con intenciones de coronarse como el piloto más laureado en tierras cordobesas. Lograba el mejor tiempo en el tramo de Villanueva, aunque la clasificación quedaba muy apretada, con Meria, Pons y Pernía a escasos 3,5 segundos del gallego. Víctor Senra, que se subía por vez primera a los mandos de un Porsche 997 GT3 de RMC era quinto, aunque a algo más de 14 segundos ya.

Sergio-Vallejo-y-Diego-Vallejo_Porsche-997-GT3-copia

No obstante, el segundo tramo iba a resultar ya fundamental para el desarrollo de la prueba, y nos iba a dejar una de las mayores polémicas de todo el Nacional. Durante su desarrollo, Sergio y Diego Vallejo volvían a sufrir un pinchazo en el neumático trasero derecho a falta de 5 kilómetros del final, y perdían más de 46 segundos, algo que aprovechaba Pons para situarse en cabeza, al conseguir el scratch por delante de Meira. Los gallegos procedían a cambiar la “galleta” por una rueda delantera, y ésta por la trasera pinchada, en una maniobra ya habitual en este tipo de vehículos. Con un tramo por disputar aún antes de la asistencia, se esfumaban todas las opciones de victoria. Con un enlace delicado, con un asfalto roto y abrasivo, la galleta amenazaba con no estar en las condiciones mínimas para disputar el último tramo.

Cabe destacar algo que no habíamos mencionado hasta ahora: antes de tomar la salida, los comisarios encargados de marcar los neumáticos llegaban tarde, por lo que los seis primeros participantes salían a disputar la prueba con los neumáticos sin marcar.

En estas condiciones, los Vallejo deciden que no pueden afrontar el último tramo con garantías, por lo que llamaron a organización y federación para informar de su decisión de abandonar. Ante estas llamadas recibieron la recomendación de que aprovechando el refueling, que se hacía junto a la asistencia, montasen un nuevo neumático trasero, beneficiándose del error de los comisarios.  Dicho y hecho. Salieron al tercer tramo con un neumático trasero nuevo, y disputaron el resto de la jornada con normalidad, aunque sin opciones ya de victoria.

Concluida esta primera sección recibió la notificación de los comisarios deportivos de una sanción de 20 minutos debido a la irregularidad en la monta del mencionado neumático fuera de la asistencia correspondiente. Ante esta decisión, el gallego decidió abandonar definitivamente el rallye, aunque posteriormente recapacitó, y decidió concluir el rallye como agradecimiento a organización y aficionados.

Concluido el último tramo, eso sí, decidieron montar el tramo en el remolque y abandonar antes de llegar al parque cerrado, como protesta, además de comunicar su decisión de abandonar definitivamente el Campeonato Nacional de Rallyes de Asfalto.

Sergio-Vallejo-y-Diego-Vallejo_Porsche-997-GT3_3-copia

Por su parte, Xevi Pons también abandonaba en el tercer tramo debido a una avería en la caja de cambios, por lo que el rallye quedaba en manos de Pernía y Meira. Mientras que el segundo se iba desinflando mientras iba cayendo la noche, Pernía iba a más, y se adjudicaba 3 de los 4 scratchs que quedaban. Víctor Senra también se veía obligado a abandonar por un problema de embrague. Álex Pais aprovechaba toda esta serie de sucesos para llegar a los tramos domenicales en tercera posición, con la amenaza de Joan Carchat por detrás, al que por fin parecía que le respondía el Megane.

Alberto-Meira-y-David-Vázquez_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_3-copia

Alex-Pais-y-Santiago-Pais_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_6-copia

Alberto Otero, que marchaba líder de la Twingo R2 Challenge también se veía obligado a abandonar en el enlace del tramo 4 al 5, dejando vía libre a Pinilla. También el andaluz David Pérez abandonaba prematuramente.

Alberto-Otero-y-Alberto-Rodríguez_Renault-Twingo-R2-copia

David-Pérez-y-Ignacio-Ramírez_Peugeot-207-S2000-copia

El domingo Surhayen se limitaba a administrar la ventaja que mantenía sobre Meira, aunque en el primer tramo se permitía el lujo de obtener un nuevo scratch, donde le endosaba 31 segundos más al de Vincios, y sentenciar el rallye. Con 1’ 14,7” de ventaja, tocaba no tomar más riesgos de los debidos, por lo que los tres siguientes scratchs fueron a parar a manos de Vallejo, en dos ocasiones, y de Carchat, que por fin veía como su Megane N4 era capaz de llegar al parque cerrado sin problemas. El andorrano, además, lograba finalizar cuarto de la general, y llevarse la victoria en 2RM, finalizando a tan sólo 11,6 segundos de Pais.

Surhayen-Pernía-y-Juan-Luis-García_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_3-copia

Alex-Pais-y-Santiago-Pais_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

Joan-Carchat-y-Albert-Orriols_Rneault-Megane-RS-N4-copia

Meira, finalmente, lograba la segunda plaza, a pesar incluso de sufrir problemas durante la última pasada a Hornachuelos, en la que se quedaba sólo con tercera y cuarta.  Una segunda posición que permite al piloto gallego afrontar la última prueba del calendario con cierta ventaja en su lucha por el subcampeonato.

Alberto-Meira-y-David-Vázquez_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-copia

La quinta posición era para Cohete, que además lograba el título nacional en la categoría de R2. El sexto clasificado era José Antonio Aznar, que además lograba la victoria dentro del andaluz, seguido por la revelación del rallye, Sergio Reyes, que lograba colarse en séptima posición con un humilde Peugeot 206 XS, arrebatándole la segunda posición del certamen andaluz a Caballero, que finalizaba octavo a 8,7 segundos.

José-Antonio-Suárez-y-Cándido-Carrera_Ford-Fiesta-R2_7-copia

José-Antonio-Suárez-copia

José-Antonio-Aznar-y-José-Crisanto_Porsche-997-GT3_3-copia

Sergio-Reyes-y-José-Antonio-Reyes_Peugeot-206-XS_3-copia

La novena plaza era para José Alonso Liste, que se la arrebataba en el último suspiro a Óscar Pereiro, en la preciosa lucha que tuvo lugar entre la “mini Copa Mini”.

José-Alonso-Liste-y-Javier-Prieto_BMW-Mini-Rallye-N2_5-copia

Óscar-Pereiro-y-Luis-Penido_BMW-Mini-Rallye-N2-copia

Esteban Vallín completaba también una gran actuación que le permitía alzarse con el título nacional en la categoría N3, mientras que Diego Pinilla conseguía su primera victoria dentro de la Renault Twingo R2 Challenge, controlando el rallye en todo momento desde el abandono de Otero. Segundo, dentro de la monomarca, era Luis Aragonés.

Esteban-Vallín-y-Juan-Ramón-González_Opel-Corsa-OPC-N3-copia

Diego-Pinilla-y-Vanessa-Valle_Renault-Twingo-R2-copia

Diego-Pinilla-copia

La presencia internacional tocaba a su fin con la salida del finlandés Eskelinen durante el penúltimo tramo, que echaba por tierra un buen fin de semana, en el que llegó a rodar sexto.

Mikko-Eskeleinen-y-Risto-Pietiläinen_Subaru-Impreza-STi-WRX_2-copia

El campeonato volverá el 22 de noviembre con el Rallye RACE – Comunidad de Madrid, que pondrá el colofón a la temporada 2013, en las frías carreteras de la sierra madrileña, y donde se espera una buena inscripción, con el confirmado retorno de Miguel Fuster, 12 años después, y el acompañamiento de lujo del Gr. A Legend Rallye.

Miguel-García-y-Miky-García_BMW-Mini-Rallye-N2-copia

Luciano-Bonomi-y-Miguel-Ángel-Recalt_Ford-Fiesta-R2_4-copia

Surhayen-Pernía-y-Juan-Luis-García_Mitsubishi-Lancer-Evo-X_5-copia

Víctor-Senra-y-Ramón-López_Porsche-997-GT3-copia

Anuncios