49º Rallye Príncipe de Asturias


Victoria de Berti Hevia y Francisco José Álvarez en un triste Rally Príncipe de Asturias marcado por la tragedia. Segundos fueron Miguel Fuster y Nacho Aviñó, seguidos de Sergio y Diego Vallejo. La victoria dentro del ERC fue para Joan Vinyès y Jordi Mecader.

Alberto-Hevia-y-Francisco-José-Álvarez_Skoda-Fabia-S2000_2

No hubo celebraciones en Oviedo. Aunque este año, la 49 Edición del Príncipe de Asturias coincidía con las fiestas patronales de la ciudad, en honor de San Mateo, los ánimos no estaban para solemnidades. Una vez más la tragedia se cebaba con este deporte, y le sitúa en el foco de la opinión pública. Es capital importancia que público y aficionados nos concienciemos de una vez, y no asumamos más riesgos de los debidos, si realmente nos importa el futuro de esta disciplina. Huelga decir que, si bien es importante realizar un necesario ejercicio de autorreflexión, de autocrítica, no cabe otra que censurar a los medios generalistas que, sumidos en el sensacionalismo, sólo se acuerdan de nosotros cuando ocurre una tragedia, importándoles tres pitos (y perdónenme la expresión) el decoro y la ética a la hora de hacer sangre, llegándole incluso a faltar el respeto a las víctimas.

A estas alturas todos sabemos ya que el pasado sábado un desafortunado accidente le costó la vida a un espectador que, con independencia de si estaba o no bien situado, si ignoró o no las advertencias de los comisarios, de si la presencia de estos últimos era suficiente o no, ya no volverá a disfrutar de su afición. Pongamos todos los medios a nuestro alcance para que tamaña tragedia no se vuelva a repetir, pero sobre todo, respetemos al fallecido y su familia. Nuestras más sinceras condolencias desde Madrid Motorsport.

Con este panorama, el aspecto deportivo pasó a un segundo plano.  Berti Hevia logró la victoria en el rallye de casa. Una prueba muy descafeinada, marcada por las neutralizaciones.

El arranque del rallye, con la disputa del tramo de Morcín, era ya un mal presagio de que el rallye podría no acabar bien. Alberto Hevia lograba el mejor tiempo, con 6 décimas de ventaja sobre Sergio Vallejo. Fuster continuaba con su estrategia conservadora, que tan buenos resultados le había dado en las pruebas precedentes, y llegaba tercero a 6 segundos.  Joan Vinyès era el más rápido de entre los pilotos que puntuaban para el ERC, por delante de Tlustak y Solowow, y también de entre los pilotos de la Copa de España.

Miguel-Fuster-y-Nacho-Aviñó_Porsche-997-GT3-Cup-R

El aviso en forma de atropello iba a llegar tras el paso de Miguel García. El piloto valenciano se pasaba de frenada en una curva cerrada, tras una larga recta en bajada, y atropellaba a varias personas del público que se encontraban mal situadas, siendo necesaria la neutralización del tramo para dar paso a las asistencias sanitarias. Afortunadamente no hubo consecuencias graves para los implicados.

El tramo de Corvera, que en esta ocasión se realizaba a una sola pasada, volvía a ser para el de Pola de Siero, seguido de cerca de nuevo por Sergio Vallejo, a 13,7 segundos. Fuster apretaba un poco más, y sólo cedía 1 segundo con respecto al lucense, mientras que Jonathan Pérez volvía a ser cuarto, y el mejor de entre los vehículos del grupo N.

Sergio-Vallejo-y-Diego-Vallejo_Porsche-997-GT3-Cup-R

Xevi Pons, que estrenaba el Porsche de ACSM que fuese de su suegro, se adaptaba rápido a la montura, y concluía el tramo sexto, por detrás del Lotus de Fran Cima, pero quinto en la clasificación general.

Xevi-Pons-y-Xavier-Amigò_Porsche-997-GT3-Cup-R

Vinyés seguía líder del ERC, pero Tlustak y Antxustegi empezaban a acercarse peligrosamente al andorrano.

Por su parte Alberto Monarri era el más rápido de los Twingo, y se situaba justo detrás de Surhayen Pernía y Juan Luis García, que volvían a ser una vez más los R2 más rápidos.

Joan-Vinyès-y-Jordi-Mercader_Suzuki-Swift-S1600

Pablo Pazó también volaba, en la Suzuki, y lograba mejores tiempos que incluso Marcos Diego con el R2. Víctor Pérez era el segundo de los Suzukis, mientras que Daniel Martínez le ganaba la partida a Pedro Freire, entre los “hermanos pequeños”.

Pablo-Pazò-y-José-Ramón-Seoane_Suzuki-Swift-Sport

Dado que la segunda pasada a Morcín era suspendida por lo sucedido con anterioridad, y por la acumulación de público, todo quedaba visto para la jornada del sábado. Una jornada que finalmente iba a ver cómo sólo las dos pasadas al tramo de Gijón podían disputarse al completo, y sin mayores incidentes.

Fuster se levantaba con “ganas de marcha”, y lograba el scratch ante Hevia, que llegaba a 1,9 segundos.  Por detrás, dos Porsches, el de Pons, y el de Vallejo. Mientras, Antxustegi le “mojaba la oreja” a Vinyès, y le recortaba otros 4 segundos.  Jonathan Pérez sufría un accidente de nuevo, y abandonaba la carrera.

Miguel-Fuster-y-Nacho-Aviñó_Porsche-997-GT3-Cup-R_2

 

Jonathan-Pérez-y-Enrique-Velasco_Mitsubishi-Lancer-Evo-X-R4

En Villaviciosa, Hevia iba a devolverle la jugada a Fuster, y en esta ocasión se imponía por tan sólo 4 décimas.  Vallejo y Pons seguían a la zaga, mientras que Tlustak adelantaba finalmente a Vinyès.  El tramo, finalmente, sería neutralizado.

Antonin-Tlusták-y-Jan-Skaloud_Skoda-Fabia-S2000

En la primera pasada al tramo de Nava, Fuster volvía a hacer los deberes,  y paraba el crono 3,6 segundos antes que Vallejo, y  4,9 segundos antes que Hevia. Pons seguía progresando con el Porsche, y Óscar Palacio era el cuarto GT entre los 5 primeros. Solowow, por su parte, se ganaba unos segundos en su disputa por el ERC. Senra volvía a abandonar, y Marbán quedaba como líder del grupo N y de la Evo Cup.

Daniel-Marbán-y-Víctor-Ferrero_Mitsubishi-Lancer-Evo-X

Surhayen Pernía seguía siendo el R2 más rápido, y Monarri el líder de la Renault Challenge.

Alberto-Monarri-y-Rodrigo-Sanjuán_Renault-Clio-R2

Pazó seguía al frente de la clasificación, seguido de cerca por Víctor Pérez, y Freire lideraba cómodamente en el Trofeo.

El tramo se iba a suspender también por el accidente de Ignacio Cimadevilla y Patricia Alba. La copiloto precisaba ser excarcelada del coche y ser trasladada al hospital, aunque al final sin graves consecuencias.

Tras el reagrupamiento, comenzaba la cuarta sección, con una segunda pasada al tramo de Gijón. Fuster recortaba tan sólo 1 décima a Hevia, mientras que Vallejo cedía algo más de 5 segundos. Pons parecía abonado a la cuarta posición, y Vinyès volvía a recortarle casi 2 segundos a Tlustak.

Michal-Solowow-y-Maciek-Baran_Peugeot-207-S2000

La segunda pasada a Villaviciosa iba a suponer el principio de la hecatombe. Solowow lograba imponer su ritmo, por delante de Fuster y de Hevia, pero las malas noticias llegaban rápidamente por las radios: una salida de pista de Antonin Tlustak, en una curva rápida, acababa con la vida de un espectador que se encontraba apoyado en el guardarrail. El tramo se neutralizaba y, Dirección de Carrera tomaba la incomprensible decisión, no exenta de polémica, de anular el resto de tramos salvo el último, el de Nava. Cabe recordar que hasta ese momento los pilotos del regional no habían completado el mínimo de kilómetros cronometrados como para que la prueba puntuase, lo que añadía más gasolina al fuego de la polémica decisión.

La mayoría de pilotos no estaban por la labor de correr, a lo que se sumaba la confluencia del público que se agolpaba tras la neutralización de los otros dos tramos, pero con el tiempo suficiente como para acceder al de Nava.  Joan Vinyès tomaba la salida, pero completaba el tramo “falto de ritmo”, mientras que el resto de pilotos salían finalmente neutralizados.

Triste victoria pues para Hevia, que sigue recortando distancia frente a un Fuster que se mostró más combativo de lo que venía siendo habitual en él en las últimas pruebas. Completó el podio Sergio Vallejo, que en esta ocasión no se vio penalizado por ningún pinchazo. Vinyès, por su parte, era cuarto, y vencedor tanto del ERC, como de las 2RM.

Alberto-Hevia-y-Francisco-José-Álvarez_Skoda-Fabia-S2000

Dani Marbán y Víctor Ferrero conseguían el triunfo en el grupo N y en la Evo Cup, mientras que Monarri lograba sumar unos valiosos puntos tras conseguir la primera posición en la Renault Challenge. Pazó finalmente logró llevarse la Copa Suzuki, mientras que Freire hacía lo propio en el Trofeo, lo que además le servía para adjudicarse el campeonato a falta de dos pruebas.

Desde Madrid Motorsport queremos mostrar nuestras más sinceras condolencias con la familia del fallecido, y mostrar todo nuestro apoyo y nuestro ánimo a Antonin Tlustak y Jane Skaloud, que con total seguridad estarán pasando por unos momentos muy duros.

Anuncios