I RALLYSPRINT CIUDAD DE CHINCHÓN


Dani Marbán y Víctor Ferrero se impusieron en el I Rallysprint Ciudad de Chinchón, con 26 segundos de diferencia sobre Rubén Gracia, que volvía al asfalto madrileño, copilotado por Rodrigo Sanjuán. Tercero fue un gran Eugenio Fernández “Efi”, que está haciendo una gran temporada en todas las disciplinas en las que se encuentra enfrascado.

El pasado sábado, bajo un sol abrasador, tuvo lugar la prueba que venía a cubrir el vacío que se había generado en el calendario tras la cancelación del Rallye Villa de Madrid, tras el impago por parte del Ayuntamiento de la Capital de las cantidades acordadas como subvención en la edición de 2011. Con epicentro en la hermosa localidad de Chinchón, las prueba se desarrollaba sobre dos tramos con cierta solera dentro del calendario madrileño: La Aldehuela y Morata-Valdelaguna.

La prueba añadía como principal atractivo el retorno de Rubén Gracia al asfalto de nuestra comunidad a bordo de una espectacular montura. Se trataba del Ford Fiesta Proto N1 del preparador catalán Calm Competició, unidad con la que el piloto peruano Ramón Ferreyros disputa el Nacional de Tierra, y con la que Xevi Pons logró auparse a la segunda plaza del pasado Rallye de Ourense.

Las dos primeras plazas quedaron muy definidas desde el principio de la prueba, pues a lo largo de los seis tramos cronometrados de los que se componía el primer scratch fue siempre para el vigente campeón del Grupo N nacional, y el segundo para el Rubén Gracia.

Ante la ausencia de José Marbán al que, una vez más, los problemas de su Peugeot 206 WRC le dejaban al margen de la prueba, más disputada estuvo la tercera plaza. Tanto, que Eugenio Fernández “EFI” y Juanjo Del Rincón acababan el rallysprint con el mismo tiempo, con un crono de 25 minutos y 25 segundos para ambos.  Sorprendentemente lo mismo que sucedía en las dos plazas inmediatamente posteriores, con el empate a tiempos entre David Pérez y Alberto Castellano.  Sin duda, el principal atractivo de lo que llevamos de campeonato son las batallas que se están produciendo entre los tres Citroën C2, con diferencias mínimas a lo largo de todas las pruebas y pilotajes muy parejos en los que los participantes están dando lo mejor de sí mismos. Es justo mencionar la extraordinaria temporada que está realizando Eugenio Fernández, que está cosechando éxitos en todas las categorías en las que se encuentra enfrascado a bordo de su Peugeot 205 Maxi. Ya sea en Rallysprint, en Montaña o en circuito, el mítico piloto y preparador madrileño está resultando intratable.

Destacar la actuación, una vez más, de la joven promesa gudaliseña, Juan Álvaro Filip. A pesar de los problemas de cambio sufridos en la primera pasada en La Aldehuela, y que le dejaban sólo con la tercera marcha disponible, se mantuvo rápido y espectacular, una vez más, en todo el recorrido.  A pesar de estos problemas, y de la penalización de 1’ 20” que sufrió tras el retraso en la asistencia por la reparación, quedó segundo de la clase 1 a tan sólo 41 segundos de Jesús Escribano, por lo que de no ser por dicha penalización, la primera plaza habría sido suya.  Incluso se permitió el lujo de hacerse con dos sextos scratch en La Aldehuela, y un séptimo scratch en la pasada que hizo con los problemas de cambio, superando a monturas claramente inferiores. Gran dúo el de Álvaro y Carmelo, que sin duda nos depararán grandes sorpresas.

En el apartado de regularidad, la victoria fue para Santiago Sánchez Barceló y César García, con su Datsun 260Z, con un total de 12 puntos, mientras que la segunda plaza fue para Carlos Peña y José Luis Huertas, con su precioso Seat 124 1.8.

Ya queda menos para la siguiente prueba del campeonato, el Rallysprint de Santa María de la Alameda, que se disputará el 14 de julio. Aunque antes podremos disfrutar de una preciosa subida inédita en tierras abulenses. Se trata de la Subida a Casillas, que tendrá lugar el 7 de julio y que será puntuable para los campeonatos madrileño, castellano-manchego y castellano leonés, por lo que se prevé una inscripción de lujo.

Anuncios