48 Rally Principe de Asturias


Un año más se vuelve a celebrar el rally con más solera del campeonato nacional, estamos hablando de la 48 edición del Rally Príncipe de Asturias, también puntuable para el ERC (European Rally Challenge) desde hace casi 30 años. Este ha sido un rally marcado por el calor y el gran numero de bajas y averías mecánicas que ya se producían incluso antes de comenzar el rally.

 Los primeros problemas le surgían al ovetense Fran Cima en su recién estrenado Lotus Exige GT al dar la segunda pasada en el Shakedown… problemas de juventud, sumado al hecho de llevar una caja de serie le harían abandonar el rally antes de tomar la salida. Otro de los afectados por las averías seria el alicantino Miguel Fuster que curiosamente tendría que realizar la ceremonia de salida a pie aunque al final acabara ganando el Rally.

 El Viernes a las 9:04 de la mañana, comenzaba el primer tramo, el de Siero con 14,700 km cronometrados, acompañado del buen tiempo de la mañana, aunque en sus zonas con más altitud había neblina, que pudo hacer complicado el pilotaje de los pilotos. Miguel Fuster se llevaba el tramo, aventajando solo por un segundo a Sergio Vallejo. Tercero sería Hevia, que se pondría líder del Europeo, por delante de Pons y Luca Betti. El polaco Maciek Oleksowicz tendría un muy mal comienzo. En los primeros kilómetros del rallye sufriría un toque, dañando el puente trasero de su precioso Fiesta. Entre los 2RM, Joan Vinyes aventajaría a su compañero Gorka con sólo medio segundo, y tercero “Cohete”, que sacó su C2 R2 para divertirse en la prueba de casa. Arias lideraba la Copa Twingo, por delante respectivamente de los madrileños Rubén Gracia y Roberto Ballesteros. Carchat encabezaba la Swift, y en la Evo Cup, Mantecón se colocaba por delante de Marbán, que se quedó a solo un segundo del cántabro. Tercero estaba el mundialista mexicano Ricardo Triviño, que vino a correr el rally de cara a preparar el PWRC.

 La primera sección del rallye continuaba, con el segundo tramo del día, Morcín de casi 25 km. Fuster seguía dominando, con otro Scratch, y Vallejo continuaba segundo, pero esta vez a más de 6 segundos. Hevia mantenía la primera posición el Europeo. Jonathan Pérez le seguía a 9 segundos. Pons a 6 décimas del asturiano era tercero. Cuarto y primer dos ruedas motrices, era Joan Vinyes, marcando un espectacular tiempo y colándose por delante de todos los extranjeros y del resto de S2000. Entre los Twingo, Rubén Gracia abandonaba por avería mecánica. Ballesteros se llevaría el tramo seguido de los hermanos Arias. Pablo Pazó ganaría el tramo entre el monomarca de Suzuki, marcando un gran tiempo, con más de 8 segundos al andorrano Joan Carchat y al andaluz Leal. Monarri se mantenía sexto de la copa.

En la Evo Cup, Marbán le metía 8 segundos a Mantecón, y Triviño con algunos problemas, perdería casi un minuto con respecto al madrileño.

 El tramo de Corvera era el último de la mañana. Un tramo muy resbaladizo de 15 km. en el que el piloto valenciano del Porsche, seguía liderando, con un pequeño margen sobre Alberto Hevia. Jonathan Pérez era tercero y Pons cuarto. Sergio Vallejo se retrasaba siendo sexto, a más de 13 segundos de Fuster.

En la Twingo, Ballesteros ganaba el tramo por delante de los locales Arias. Pablo Pazó seguiría con sus Scratch en el apartado de la copa Swift, con 6 segundos sobre Carchat, y 11 sobre Alberto Monarri. El local Jose A. Suárez, tendría que abandonar en el tramo de enlace por unos problemas con el alternador de su C2. Mantecón dominaba el tramo por delante de Dani Marbán, a sólo 3 segundos. Con esta disputa por la primera plaza en la copa, y los intercambios de líder en cada tramo, la general estaba liderada por el madrileño, pero Mantecón le perseguía a solo 4 segundos.

 Después de la asistencia y el reagrupamiento, daba comienzo la segunda sección a las 13:50 de la tarde, con la segunda pasada a Siero. Miguel Fuster seguía dominando, e incluso mejorando el tiempo de la primera pasada en 7 segundos; aunque muy seguido por el otro Porsche de los hermanos Vallejo. Hevia se mantenía firme en lo alto de la clasificación del Europeo, y tercero en la general Scratch. Arias encabezaba la Twingo con solo un segundo sobre Ballesteros. Carchat se ponía al frente de la copa Suzuki. Pablo Pazó perdía más de 3 minutos con el andorrano, dejándolo al frente en la general. Mantecón ganaba el tramo entre los “Mitsus”, aunque seguía segundo en la general, por detrás de Marbán.

 La segunda pasada de Morcín lamentaba el abandono del Porsche de los hermanos Vallejo, por avería mecánica. Fuster seguía con la colección de mejores tiempos, y de seguir así, ya tenía medio rallye en el bolsillo.

Hevia también empezaba a darse a conocer como el mejor entre el Europeo, con 19 segundos sobre su paisano Jonathan Pérez, y 20 sobre Xevi Pons. Luca Betti se confirmaba como el mejor entre los extranjeros, y Joan Vinyes el mejor entre los 2RM. Antonin Tlustak iba detrás de Vinyes en la general, haciendo un rallye a conservar, sin tomar muchos riesgos pero ofreciendo siempre mucho espectáculo. La mayor lucha estaba entre los Twingo de Ballesteros y Arias. El madrileño ganaba el tramo con sólo dos segundos sobre los hermanos moscones. En la general, Miguel Arias se encontraba a sólo un segundo. Los “Pablos” de la Swift, eran los primeros, con Rey y Pazó respectivamente. Carchat conservaba siendo tercero, aunque se mantenía líder en la general. Mantecón volvía a imponerse a Marbán, que iba recortándole poco a poco segundos. En este momento, estaba a 6 segundos de liderar la copa. Destacar que Triviño iba con reglamentación del Europeo en su Evo X, por lo tanto, corría como Gr.N, y no como N+. En la general, estaba a 3.41 minutos del madrileño.

 El día terminaba con el segundo paso por Corvera y un intenso calor, que acusaban los pilotos acompañados de problemas de neumaticos. Fuster, acabaría el tramo como líder de la primera etapa del rally, con una ventaja muy cómoda de 40 segundos sobre Hevia, que seguía segundo, y primero entre los ERC. Jonathan Pérez continuaba segundo y Pons tercero. El italiano Luca Betti, sería cuarto en la clasificacíon y primero entre el grupo de extranjeros, seguido de Tlustak. Vinyes lograba terminar el día como líder del dos ruedas motrices. La general en la copa Twingo estaba encabezada por Miguel Arias con Ballesteros detrás, a 4 segundos. Pablo Pazó después del tropiezo de unos tramos atrás, quería remontar, y marcaba el mejor tiempo. Joan Carchat era penalizado en la general con 40 segundos por retrasarse 4 minutos en un control. Pablo Rey lideraba la general, Carchat segundo y conservaba el tercer puesto. Mantecón terminaba el dia después de adelantar a Marbán en el último tramo, habiéndole recortado la diferencia que tenia, y aventajándolo de cara al segundo día con solo 4 décimas. Triviño ya estaba a casi 4 minutos y medio, y el local Angel Paniceres, con un Evo IX, era el cuarto en discordia, a más de 7 minutos.

 En la mañana del sábado, daba comienzo el segundo día de rally en el Paseo del Bombé en Oviedo, en el que los pilotos que podrían beneficiarse del Superrallye eran Maciek Oleksowicz, Gorka Antxustegui, Maciej Rzeznik y Alex Teixidor.

 Después de la asistencia en Gijón; daba comienzo a las 9:24 de la mañana el primer tramo de la segunda etapa, a las afueras de la ciudad. A pesar del buen tiempo no dejaba de hacer frío, y con 14.62km de longitud, muchos pilotos se quejaban de la falta de temperatura en los neumáticos. Aunque esto no penalizó a Miguel Fuster, que seguía marcando el mejor tiempo, al igual que Alberto Hevia lo hacía en el Europeo, que quedaba a poco más de tres segundos por detrás del Porsche. Los seguían Jonathan Pérez y Xevi Pons. El polaco Maciek Oleksowicz, marcaba el quinto mejor tiempo, siendo el mejor de los extranjeros. Justo por detrás, el otro extranjero que pudo beneficiarse del Superrallye, Rzeznik. Ambos apuraron mucho esta última etapa, para desquitarse de los problemas del primer dia.

 

El cántabro Pernía, marcaba el Scratch entre los Swift, sacándole poco más de un segundo a Carchat, y 3.7 a Monarri. En la Evo Cup, mala suerte para Eugenio Mantecón. Después de tener una lucha muy cerrada con Marbán, pinchaban en el tramo y perdían todas las opciones, a casi 5 minutos del madrileño. La copa Twingo tendría una baja por avería, la de Mario Zullo. Los hermanos Arias seguían dominando frente a Ballesteros. En este segundo día, comenzaba el rallye para los pilotos del regional, puntuando para el Trofeo Deporte Asturiano de Rallyes, la Challenge Hankook Asturias, y la Copa El Tonel. Jesús Fdez. “Tano”, con su espectacular Subaru Impreza WRC, partía como principal candidato a ganar, debido a que no había rivales a la altura de su vehículo. En este tramo, quedaba por delante de los hermanos Ardura, que con un 106 S16 se quedaron a 20 segundos. La copa El Tonel, para los vehículos de menos de 1.100c.c, la lideraba Rodrigo Beteta, con un pequeño Cinquecento. David Pardo con un 106, y Julián Gómez con un 309, serían los primeros abandonos del regional, ambos por avería mecánica.

 El segundo tramo del día era el de Villaviciosa-Colunga, que con casi 30km cronometrados, era el más largo del rallye. Miguel Fuster, ya acostumbrado a ganar los tramos; llegaba agotado a meta marcando un tiempo de 20.31,500, 15 segundos mejor que “Berti”, demostrando la superioridad del Porsche. Xevi Pons se quedaba a 17 segundos del Skoda, y Luca Betti a menos de medio segundo del catalán, era el mejor extranjero. Por detrás, unos tiempos muy parejos de gente como Rzeznik, Pérez, Oleksowicz, Ruta y Tlustak, todos con coches con similares prestaciones. Atrás se quedaban ya los Suzuki S1600 de Vinyes y Gorka. Miguel Arias ganaría el tramo entre los Twingo, después de estar a punto de tener un golpe por una humedad en el tramo. Ballesteros cedía 6 segundos, pero se mantenía segundo en la general de la copa. Con el abandono de Zullo, Marcos Diego se aseguraba el podio, siendo estos los 3 únicos participantes en activo de los pequeños Renault. Joan Carchat dominaría el tramo en la Suzuki, por delante de Pernía y Pablo Rey. Alberto Monarri se situaba séptimo en el tramo con casi 30 segundos de desventaja frente al andorrano. En este tramo, no tomaría la salida Eugenio Mantecón. Debido a los problemas del tramo anterior, el equipo MSC decidía no tomar la salida, lo que colocaba al madrileño Marbán como líder de la Evo Cup con una cómoda ventaja de casi 6 minutos sobre Triviño, y 10 minutos con Angel M. Paniceres, que se aseguraba el podio con las bajas del resto de Mitsubishi. “Tano” seguía aplastando a sus rivales en el regional, metiendo cerca de dos minutos al segundo, José Manuel Alonso con un 106 S16. Jesús Álvarez era tercero con un BMW M3 que hacia las delicias de los espectadores en los cruces. En la copa El Tonel, Beteta y su Cinquecento, seguían dominando. Marcos Llanos con un 106 XN, era segundo y Jesús Cerradas, con otro Fiat, tercero.

 La primera sección del rallye concluía con la pasada al tramo de la Comarca de la Sidra, de 11.52km. Un tramo nuevo con un gran sector sobre cemento, de curvas complicadas y horquillas muy sucias. Alberto Hevia por fin conseguía arrebatarle a Miguel Fuster un Scratch, sacándole nada menos que 30 segundos. El valenciano fue séptimo, lo que hacía parecer que salió a conservar en un tramo poco favorable para su Porsche. Hevia en el Europeo seguía aumentando la diferencia en la general frente a sus perseguidores, Jonathan, Pons y Luca Betti. Miguel Arias se confirmaba como líder de la copa Twingo, debido a que Ballesteros cedía minuto y medio. En la asistencia, las caras en el equipo eran de desilusión. El coche aunque había llegado, estaba roto y no iba a salir a los tramos de la tarde… Por lo tanto, Arias ya era ganador de la copa, con Marcos Diego segundo, y asi se quedaría hasta final de rallye. En la copa Swift, el andaluz Germán Leal abandonaba por salida de carretera. La lucha estaba entre Joan Carchat y Pablo Rey, este último quedándose a solo una décima del andorrano. Muy parejos también llegaban Surhayem Pernía, Pablo Pazó y Alberto Monarri; por este orden. Otro Suzuki que se quedaba en este tramo, era el de “Cañete”, que sufría una avería mecánica, en la Evo Cup, no habría cambios. Marbán seguía aumentando la ventaja frente a Triviño. “Tano”, seguía paseándose por los tramos, y Beteta en la copa El Tonel, ampliaba su diferencia.

 A las 14:10 de la tarde, comenzaba la segunda pasada del tramo de Gijón. Fuster volvería a estar por delante de todos y mejoraría el tiempo de la primera pasada. Hevia segundo, se mantenía como primer S2000, seguido de Luca Betti cediendo casi 5 segundos. Por detrás venían Pons, Oleksowicz y Pérez. En la copa Swift, todos muy parejos. En 6 segundos se metieron 6 coches, encabezando Pernía, por delante de Monarri y Rey. Entre los Mitsubishi, Triviño abandonaba en el enlace al tramo, y Paniceres abandonaba de camino al reagrupamiento de Villaviciosa. Con estos dos abandonos, Daniel Marbán era el único superviviente entre los Mitsubishi, y sería el ganador al final del rallye.

 La segunda pasada por el tramo de la Comarca de la Sidra, era de nuevo ganado por Hevia, sacando 12 segundos a Fuster. Pons era segundo del tramo y Pérez tercero. Alberto Monarri ganaba el tramo entre los Swift, por delante de Rey y Pernía. En el resto de copas no habría cambios. A esta altura estaban ya decididas.

 La última sección comenzaba con la segunda pasada por el tramo de Villaviciosa-Colunga, el más largo. Alberto Hevia marcaba el mejor tiempo, rebajando 23 segundos el tiempo de la primera pasada, y sacándole otros 7 segundos a Fuster. Por detrás de “Berti”, se quedaban Pons y Luca Betti. Jonathan Pérez, cedía 21 segundos frente a Pons, y éste lo adelantaba en la general, arrebatando la posición que llevaba ocupando el asturiano desde los primeros compases del rallye. Pablo Rey ganaba el tramo en el monomarca de Suzuki, seguido de Pernía, Pazó y Carchat. La general a falta del último tramo era liderada por Pablo Rey, segundo Joan Carchat, y tercero Pernía. Monarri era cuarto a 25 segundos del cántabro, y a un minuto del líder.

 Y así se llegaba a la tercera pasada por el tramo de la Comarca de la Sidra, y al último del rallye. Hevia hacía triplete en este tramo, marcando Scratch en las tres pasadas. Le sacaba 8 segundos a Fuster, pero no le serviría como para ganarle en la general, siendo el del Porsche el piloto más rápido de la edición, logrando ganar su primer Príncipe, al que comentaba que le tenía muchas ganas. Xevi Pons sería tercero del tramo, por detrás del Peugeot de Jonathan, que le sacó 3 segundos, pero tampoco servirían para que el asturiano quedara segundo. Al final, el pódium era completado por Pons, y Jonathan sería cuarto. Luca Betti sería el primer extranjero y Joan Vinyes el primer 2RM y ganando la Challenge Hankook. En la copa Swift, abandonaba por avería el andorrano Joan Carchat. Pablo Rey ganaría el rallye, y Pernía junto Monarri, ascendían un puesto metiéndose en el podio. En el trofeo asturiano, Jesús Fdez. “Tano”, ganaba el rallye como ya se esperaba, aun que por poco lo pierden al final del tramo, teniendo un toque. Segundo era Jesús Álvarez con el BMW M3, y tercero se metía Ignacio Cimadevilla, con un Opel Corsa F2000. Beteta se llevaría la copa El Tonel, por delante de Marcos Llanos, segundo; y Fernando Cornejo, tercero. El trofeo de vencedor de 2RM del Campeonato Europeo seria para el italiano Giovanni Vergnano, único inscrito a bordo de un Fiat 500 R3T, un coche desconocido en este país y que hizo las delicias de los espectadores.

 En conclusión, un Rallye Príncipe de los más secos y calurosos que se recuerdan, bastante ameno con unos tramos realmente buenos y exigentes con los pilotos aunque se ha echado en falta más variedad de vehículos y en el que se ha velado en todo momento por la máxima seguridad.

Texto: Jose Alfonso Santiso

Fotografia: Daniel Turrado / Jose Alfonso Santiso

Anuncios