42º Rallye de Ferrol


El pasado fin de semana se dio lugar en la ciudad Coruñesa de Ferrol, la cuadragésimo segunda edición del Rallye de Ferrol. Con muy buen tiempo durante todo el fin de semana, pudimos disfrutar del reinicio del campeonato nacional de rallyes, comenzando aquí su segunda mitad.

El asfalto ferrolano fue testigo de la vuelta de Sergio Vallejo a un Porsche, y en las primeras pasadas del Shakedown, pudimos comprobar como año y medio de su última prueba con un coche de la marca germana; no había perdido la técnica que le llevó a ganar el título nacional en 2009. Con la ausencia de Fuster en el último momento, que decidió faltar por lo ajustado de su presupuesto y por ser uno de los rallyes menos propensos al Porsche de la última parte del campeonato; Vallejo perdió un gran ejemplo para ver a qué altura se encontraba con un coche prácticamente idéntico y con el que Fuster es líder del campeonato. El cambio de montura de Sergio, hizo que el joven Álvaro Muñiz se pusiera a los mandos del Lotus Exige GT, corriendo para el mismo equipo, y para intentar evolucionar con el coche.

El rallye, con sede en el recinto ferial FIMO, además de las asistencias de los equipos y el parque cerrado, tendría también un tramo espectáculo entre balizas, muy técnico y de apenas 2km, por los alrededores del recinto. El resto de tramos, los encontraríamos por las zonas de San Sadurniño, As Somozas, Paderne y Monfero, en dos etapas de rallye.

El viernes a la mañana, comenzaría el Shakedown, con un nuevo emplazamiento, en la zona de Papoi, con un principio muy técnico y lento, y un final muy rápido. Pons, que estrenaba decoración en su Fiesta S2000; era el primero en salir y calaba el coche nada más empezar el tramo, al igual que otros muchos pilotos en una de las horquillas del tramo. Debido a su dificultad, también pudimos ver allí muchos rectos y los primeros toques del rally. Daniel Marbán tendría problemas mecánicos con su Mitsubishi Evo X, al igual que Antonio Otero, con uno de los pequeños C2 inscritos. Ambos confiaban tener listas sus monturas para el primer tramo cronometrado, como así fue. Sin embargo, quien no podría tener listo su coche, sería Víctor Senra,  en el enlace al tramo rompía el motor de su 306 Maxi. Por suerte, intentó salir con el otro coche del que dispone, el 206 S1600, y la Federación permitió el cambio de vehículo y podría correr el rallye con el, aun que tuvieron que trabajar en él toda la tarde para pasar las verificaciones. Daniel Marbán tendría problemas mecánicos debido a una salida en su Evo X, y serían acarreados todo el rallye, no pudiendo hacer buenos cronos. Sin más, el tramo terminaría sin ningún incidente de gravedad. Quisiera destacar las disculpas de Pablo Pazó, que hizo públicas por muchos medios. Él fue sin duda el que más arriesgó en uno de los rasantes del tramo, y estuvo a punto de salirse, pudiendo llevarse por delante a muchos espectadores.

Después de las verificaciones técnicas y la oportunidad de ultimar los detalles de los participantes en sus vehículos, daría comienzo la primera etapa del rallye en la tarde del viernes con una ceremonia de Salida en la Plaza de España de Ferrol.

A las 18.33 horas, salía Xevi Pons al primer tramo del rallye, San Sadurniño-As Somozas, de casi 19km. El tramo lo ganaría “Berti” Hevia, con casi 7 segundos por delante de Vallejo.  Tercero sería Meira, que salía al tramo ya con un minuto de penalización impuesto por la organización, por sobrepasar el límite de velocidad en los reconocimientos del rallye. Cuarto sería Jonathan Pérez a 22 segundos, y quinto Xevi a 28, que conseguía terminar el tramo pero tendría que abandonar el rallye por la rotura de un palier. Sextos serían los hermanos Pais, perseguidos de cerca por el equipo Suzuki, que empezarían a tener una bonita lucha ya en el primer tramo. De momento iba  liderándolo Joan Vinyes.

En la Copa Suzuki, Carchat empezaba a imponerse al resto, sacando 16 segundos a Pablo Rey y a Monarri.

El segundo tramo de la primera sección, sería el tramo de As Somozas-As Pontes-Ortigueira; el más largo del rallye, con 28km. a única pasada. Vallejo se impondría en el tramo, pero solo con 1.6 segundos de ventaja sobre Hevia. Meira sería tercero, seguido de Pérez y Vinyes. Víctor Senra comenzaría a tener lo que al final fue un fin de semana para olvidar. En la meta del tramo, el 206 S1600 no querría encender, y aunque consiguieron arreglar, por poco se ven obligados a abandonar. Álvaro Muñiz con el Lotus, también comenzaría a tener problemas con su motor y con el cambio. Estando más de 10 minutos parado en el tramo, consigue llegar a meta pero fuera de tiempo, con lo que penalizaría casi 4 minutos. En la general se encontraba último, a 15 minutos de la cabeza, pero consiguiendo puntos como segundo en la categoría GT.

Pablo Rey ganaba el tramo entre los Suzuki, recortándole algo a Carchat en la general.

El tercer tramo, sería la segunda pasada por el tramo de San Sadurniño, prácticamente de noche. Volvería a marcar Scratch Alberto Hevia, con Vallejo segundo a 11”, y el 207 S2000 de Pérez a 20. Cuarto sería Meira y Vinyes marcaría un gran tiempo, y adelantaría a Alex Pais en la general, quedando provisionalmente con Hevia primero, con 16.6 segundos por delante de los hermanos Vallejo. Pérez estaría ya a poco más de 1 minuto, y Vinyes sería cuarto a 2 minutos. Eugenio Mantecón tendría que abandonar en este tramo por problemas mecánicos, que ya acarreaba desde la primera pasada del tramo. Una temporada fatal para Eugenio y Alex Noriega, que llevan cuatro abandonos en seis rallyes… Otro que tuvo que abandonar fue Santi Cañizares, que tuvo una salida de carretera.

En la Copa Swift, Pablo Rey ganaría el tramo con más de 15 segundos de ventaja sobre Carchat, adelantándolo por sólo 1 segundo y 6 décimas. Pazó se recuperaría del tiempo perdido por un trompo en uno de los anteriores tramos, y haría tercer Scratch a sólo 3 sec. de Joan Carchat, que le harían subir muchas posiciones en la general, quedando justo por detrás de Monarri.

Y así llegamos al último tramo de la primera etapa, el tramo espectáculo del FIMO, que ganaría Sergio Vallejo, con sólo 4 décimas de ventaja sobre Hevia. En este tramo no existirían diferencias significativas en ninguna de las clasificaciones, y se quedaría todo igual, a la espera del día del sábado, para la segunda etapa.

Entre los R2, Ferran Pujol iba liderando con 40 segundos por delante de Celestino Iglesias, en su primer rallye del nacional con un Fiesta. Roberto Ballesteros era tercero, aun que el rallye no puntuaba para la Copa Twingo, el piloto madrileño se acercó a Galicia para correr y divertirse. Óscar Barroso era el último de los R2, a 3 minutos de Pujol. En la categoría R3, con un solo participante; una de las primeras apariciones del Citroën DS3 R3T en el nacional, a manos de Ivo Coutinho. El portugués tampoco se quiso perder el rally, y estuvo haciendo cronos muy buenos.

En el autonómico, el local David Grandal iba líder, seguido de David García, que con un pequeño 106 GTI, estaba haciendo un magnífico rallye, luchando por el liderazgo por delante de Miguel Dopico con un Fiesta R2, y cuarto Matías Souto con un Evo X.

En la mañana del Sábado, comenzaba la segunda etapa, con el tramo de Miño-Vilamaior-Irixoá, de 27km. Vallejo haría un trompo en la segunda curva del tramo, perdiendo unos 20 segundos. Los lucenses, creían que iba a ser difícil recuperar todo a Hevia en la mañana, pero el asturiano continuaba con la mala racha que lleva en este 2011… Después de tener un coche prácticamente nuevo, se quedaba sin servodirección, y Vallejo lo adelantaba en el tramo, quedando Hevia a 13 segundos por detrás de Sergio en la general. El tramo lo ganaría Jonathan Pérez, seguido de un gran Alberto Meira, que se quejaba de problemas de manejo. Sergio sería tercero y Hevia sexto, a más de 40 segundos de Jonathan. Ferrán Pujol sería uno de los que abandonarían en este tramo por rotura de palier, junto con Jose A. Martínez que abandonó en el enlace, y Eva Martínez, otra de las féminas inscritas, junto con Amalia Vinyes.

El segundo tramo del día, sería el famoso tramo de Monfero de 20km, modificado este año con respecto a años anteriores. Vallejo le metería 18 segundos al 207 S2000 de Pérez, que tuvo problemas de frenos a final de tramo. Jonathan llegó sin frenos al control, y por no embestir a Hevia que estaba parado, se echó a la cuneta para evitar un choque, y para que la irregularidad del terreno lo frenara. Con tan mala suerte, la maleza provocó un conato de incendio por el roce con los colectores, pero al final no hubo consecuencias y pudieron continuar. Alberto Otero marcaría un magnífico crono, siendo tercero a 38 segundos del Porsche. Hevia seguiría con los problemas de servodirección, y terminaría 11º en el tramo, cediendo minuto y medio, que le costaría el segundo puesto de la general.  Vinyes tendría un pinchazo, y el compañero Antxustegui lo rebasaría en la general. Víctor Pérez en la Swift tendría que abandonar por avería, y la general seguía con Joan Carchat primero, con 41 segundos de ventaja sobre Rey, con Monarri muy cerca.

La segunda pasada por el tramo de Miño, cobraría varias bajas, entre ellas las de Óscar Barroso, Alex Teixidor  y Alberto Bermúdez. Pero la más importante fue la del madrileño Alberto Monarri junto con Alberto Chamorro, que tendrían un espectacular golpe. En una curva muy rápida de izquierdas, se fue largo, golpeando unos cuantos árboles. Por suerte piloto y copiloto se encontraban sin problemas. Alberto Hevia conseguiría el Scratch, ya con el Fabia S2000 reparado, seguido de Pérez y Alberto Meira, que con un gran tiempo adelantaría en la general a Alex Pais, noveno en el tramo. Vallejo sería cuarto, que decidió asegurarse para evitar un posible pinchazo, debido al fatal estado de los tramos después de las primeras pasadas, con mucha tierra e incluso multitud de piedras, que se acumulaban en las zonas más lentas. Víctor Senra seguía con muchos problemas, y en este tramo incluso tuvo un pequeño golpe, que le haría bajar 16 puestos en la general.

Y el último tramo del rallye, la segunda pasada de Monfero, donde Sergio Vallejo repetía Scratch, con una ventaja de 15 segundos sobre Pérez, y 27 sobre Meira. Hevia sería cuarto a sólo 1.3 por detrás del Vigués. Víctor Senra decidió abandonar en el enlace al tramo, dando ya el rallye por perdido, y con gran desilusión, después de romper el 306 antes del Shakedown, y con el 206 fallando y con un toque, lo mejor era retirarse terminando un fatídico fin de semana. Otros que abandonaban en el último tramo, eran los hermanos Alex y Santiago Pais, perdiendo la oportunidad de conseguir el segundo puesto en la Evo Cup.

La general quedaba con Vallejo como ganador, con Jonathan segundo y Hevia tercero. Alberto Meira sería cuarto a pesar de la penalización, y Gorka Antxustegui sería quinto y primero de la Challenge Hankook, ganando la partida por primera vez a Joan, después de pinchar en la primera pasada de Monfero, que lo hizo retrasarse. Sin duda, muy buena la mejora de Gorka en este 2011. Alberto Otero sería séptimo, ganando la Evo Cup con el Evo X que usa Luis Vilariño en el regional gallego. Jose Luís Peláez seria octavo de la general, y segundo de la Evo Cup. Noveno sería Daniel Marbán, después de conseguir terminar un rallye muy problemático para él, y tercero de “los Mitsus” . Décimo sería un enorme Celestino Iglesias, que en su primer rallye del Nacional con el R2, hizo un grandísimo rallye, ganando el trofeo R2. El madrileño Roberto Ballesteros, terminaría segundo con el Twingo. Destacar que “Tino”, nada más acabar el rallye con el Fiesta, se fue dirección a Pontevedra, donde esa misma tarde tenía que correr el campeonato de Montaña Gallega. La copa Suzuki la ganaría Pablo Rey en el último tramo, debido a que Joan Carchat tendría una pequeña salida, perdiendo cerca de un minuto. Pablo Pazó terminaría tercero de la copa. Germán Leal, ganaría a Pernía en el Trofeo Junior, aventajándolo en 59 segundos. Vigésimo sexto de la general, terminaría Álvaro Muñiz, que le hubiese gustado un mejor resultado y un mejor fin de semana con el estreno del Lotus. Casi 5 minutos de penalizaciones por llegar a controles fuera de tiempo y con el coche fallando todo el fin de semana. Un rallye para olvidar. Ivo Coutinho conseguió llevar el DS3 R3T a la meta, finalizando duodécimo, y ganando entre los R3, como único participante.

En el trofeo autonómico, denominado por la escudería como “Segundo Rallye”, ganaría Matías Souto, que se desquitó de la mala suerte que lleva tenido en el Regional a lo largo del año. Aventajaba en un minuto a Miguel Dopico con un Fiesta R2. Tercero sería Juan Carlos Cotón, con un pequeño Saxo Gr.A. David Grandal abandonaría en el penúltimo tramo, después de ir liderando con el Evo IX. También abandonaba David García, que con un 106 estuvo persiguiendo a Grandal, e incluso realizó varios Scratch frente a coches muy superiores.

En definitiva, un rallye muy bonito pero a la vez, durísimo para pilotos y vehículos. Sus tramos rotos, llenos de piedras y estrechos, dieron resultado a un rallye lleno de bajas y averías.

Texto y Fotos: Jose A. Santiso

Anuncios