I Rally Internacional Comunidad de Madrid – RACE (Crónica)


Bonito colofón a una gran temporada el vivido el pasado fin de semana en tierras madrileñas. Las gélidas temperaturas que marcaban los mercurios, y las inclemencias meteorológicas, no impidieron que un gran número de aficionados se acercasen hasta el corazón del Sistema Central para disfrutar de una de las grandes citas del calendario automovilístico español.

Y como viene siendo habitual en las citas del centro de la capital, pilotos y equipos no defraudaron, permitiendo una amplia y notable inscripción. A pesar de lo mal que pintaba el hecho de que se pudiese disputar una prueba en el centro del país a principios de temporada, debido a los problemas económicos que azotaron el Shalymar, la implicación del RACE, de la Comunidad de Madrid y la RFEDA han permitido demostrar que en Madrid hay afición, y que se merece una prueba de primer nivel.

Lástima que algunos impresentables se empeñen en empañar lo que deben ser jornadas festivas y de alegría. No se trata de una fauna exclusivamente madrileña, pero al final cuatro impresentables siempre se empeñan en dar la nota e intentar manchar el nombre de una de las aficiones más sanas y respetuosas que se puede encontrar en el panorama deportivo. Esperemos que la coherencia impere en próximas ediciones de éste y otros rallyes, y se impongan estrictos controles y severas sanciones para impedir el bochorno al que prueba tras prueba se tiene que ver sometido el verdadero aficionado al mundo del motor.

Como viene siendo habitual, el pistoletazo de salida tenía lugar en el parque cerrado del Estadio Santiago Bernabéu, desde donde pilotos y máquinas se dirigieron paulatinamente hacia el primer tramo cronometrado que tendría lugar en el mítico Circuito del Jarama, mientras el sonido de los coches de competición se mezclaba con el del tráfico cotidiano de la Castellana.

Pocas sorpresas iba a haber durante el primer tramo cronometrado de 18,53 Kms. alrededor del circuito. Los dos grandes favoritos se imponían en un terreno propicio para GTs. El mejor tiempo fué para el Campeón del Mundo SWRC, Xevi Pons, que paraba el crono en 9′ 52″ 1,  dos segundos y una décima más rápido que el ya coronado Campeón de España, Berti Hevia.

Sorprendente actuación de Navarrate, que marcaba el tercer mejor tiempo, a 9 décimas de los dos S2000, haciendo gala de su experiencia en circuitos a pesar de contar con una máquina a un nivel inferior a la de sus rivales. Y sí sorprendente fue la actuación del del Mitsubishi, un tanto decepcionante fue la de Manuel Cabo. Posiblemente perjudicado por el tráfico, sólo fue capaz de marcar el cuarto mejor tiempo en un terreno donde debía haber marcado grandes diferencias.

El andorrano Joan Vinyés iba a marcar el mejor tiempo entre los vehículos con dos ruedas motrices, y noveno mejor tiempo general, a un segundo y nueve décimas de un sorprendente Alberto Monarri, que estuvo a punto de no salir debido a los problemas que presentó su Impreza a lo largo del Shake-Down en la mañana.

El segundo tramo cronometrado iba a tener lugar en el Puerto de Navafría, donde la nieve, la humedad y el posible hielo ponían emoción al tramo nocturno.  Los 15,67 Kms. de los que consta el duro tramo que comunica el Valle del Lozoya con la Provincia de Segovia, iban a ser recorridos en menor tiempo por Pedro Burgo. El piloto gallego iba a aventajar a Xevi Pons en nada menos que 6 segundos y 6 décimas, dejando el scratch en 9′ 31″ 1 déc. Tercero iba a ser Berti Hevia,  que se quedaba a 2,8 segundos de Pons,  y que marcaba exactamente el mismo crono que un Alberto Monarri que iba en progresión, y que parecía que no se iba a detener ante los problemas que le había dado el Subaru.

Buen resultado en Navafría también para Lujúa, 1,5 ” del asturiano y del madrileño. Vinyés volvía a marcar el mejor tiempo entre los tracción delantera, mientras que Gorka Antxustegui se lo tomaba con calma y se veía superado por el Clio R3 de los hermanos Arias.

Dani Marbán, debido a los problemas que le habían aparecido en el turbo durante las vueltas al Jarama, no iba a tomar la salida.

Entre los clásicos, pocas sopresas había, quedando la clasificiación dominada por Antonio Sainz, seguido de cerca por Pepe Marbán.

Todo quedaba visto para el tercer tramo, en el que debía volver a pasarse el mismo puerto.  Y fue aquí donde el bochorno y la vergüenza ajena hicieron acto de presencia. Poco a poco el tramo se había ido colapsando por la gran afluencia de público, y mientras el buen aficionado al motor esperaba el comienzo del tercer y último tramo de la jornada del viernes, debatiendo sobre el devenir de la competición y haciendo sus apuestas personales al calor de un caldito de termo, hubo quien confundió lo que allí debía suceder con una rave al frescor de la sierra. Los coches aparcados en medio del tramo se sucedían con los “cafres” que se dedicaban a ingerir litros de alcohol (y quién sabe si otras sustancias) alrededor de sus maleteros desprendiendo decibelios de música discotequera. Llegó a tal extremo el asunto que los indeseables se dedicaron a echar nieve en la carretera entre la salida del coche 00 y el coche 0. Y ante semejante panorama ocurrió lo que se presagiaba: Marc Blázquez comunicaba que en esas circustancias era inviable llevar a cabo el tramo. Prueba neutralizada.

No contentos con lo que habían conseguido, dichos hooligans ineptos se dedicaron a increpar a los pilotos por no querer tomar la salida ante la impasividad de las autoridades. Tiene bemoles (por no decir cosas peores) que pilotos y equipos tengan que aguantar semejantes impertinencias de quien les ha impedido disfrutar de lo que con tanto esfuerzo les ha costado conseguir. Y es que no está el panorama como para permitirse una inscripción a una prueba así como así. Y menos cuando ya está toda la temporada decidida. Esperemos que sirva de escarmiento para las autoridades competentes lo que sucedió en tan fatídica noche, y se tomen las medidas y controles oportunos para evitar este tipo de comportamientos (y que no se limiten simplemente a colocar un radar perfectamente camuflado para recaudar el presupuesto que se llevan las campañas de marketing de la DGT).

La jornada se presentaba intensa para la mañana del sábado. Las temperaturas alcanzadas durante la noche, por debajo de los 10º bajo cero, habian dejado el asfalto complicado. Así pues quedaba por delante el mítico tramo de Canencia y el recuperado de la Morcuera en unas condiciones en las que los pilotos debían extremar las precauciones.

Y la sorpresa iba a venir de un impresionante Alberto Monarri, que con una acertada elección de neumáticos marcaba el primer scratch de la jornada, aventajando en 6 segundos a Pons, que ganó por muy poco a Pedro Burgo (7 décimas de diferencia). La prudencia, una mala combinación de neumáticos y problemas con la gestión del combustible relegaban a Hevia a la undécima posición, justo por detrás de Dani Marbán, que había logrado recuperarse de sus problemas con el turbo.  Hevia perdía 18 segundos con el piloto madrileño del Subaru.

De este modo, la clasificación general quedaba en manos de Xevi Pons, seguido a 8,7 segundos por Pedro Burgo. Monarri se aupaba hasta la tercera posición, con 9,4 segundos sobre el tiempo marcado por el de Nupel Racing. Cuarta posición para Hevia, y quinta para un sorprendente Lujúa. Jonhatan Pérez y su 207 S2000 lograban adelantar a Vinyés, mientras que Sainz seguía aumentando sus diferencias con Marbán dentro de la categoría de clásicos.

Los algo menos de 13 Kms. de los que constaba el tramo de la Morcuera iban a seguir deparando sorpresas, pues hacían que Alberto Monarri siguiese con su meteórica progresión. De este modo iba a volver a marcar el mejor tiempo, demostrando que podía ir tan rápido en subida como lo había hecho en bajada. Los problemas mecánicos en la transmisión de Xevi Pons iban a hacer que el catalán cediese 31,1 segundos sobre el madrileño, por lo que Monarri iba a ponerse al frente de la clasificación general, para sorpresa de todos los que nos encontrábamos en dicho tramo.

La segunda plaza iba a quedar para Pedro Burgo, que acababa con la quinta posición del parcial, a 5,9 segundos del del Impreza. El segundo scratch iba a ser para Lujúa, mientras que la tercera plaza quedaba en manos de Senra. Los problemas continuaban para Berti, que cedía 21,4 segundos sobre Monarri, bajando hasta el decimoquinto mejor tiempo. Mientras tanto Vinyés lograba recortar 1,2 segundos a Pérez, aunque el joven piloto de Colunga lograba continuar por delante del andorrano en la general.

Toño Sainz se veía obligado a abandonar por problemas mecánicos en su 911, dejando la clasificación de históricos en manos de Marbán, seguido por el Ascona de José Antonio Zorrilla.

A pesar de que Pons logró llegar hasta la asistencia, el equipo no contaba con repuestos para la homocinética que se encontraba averiada, por lo que se veía obligado a abandonar.

Si Pons de por medio, la tercera especial del sábado iba a servir para que Monarri se consolidase en primera posición, pues volvía a marcar el tercer mejor tiempo sobre Pedro Burgo, que se quedaba a 3,3 segundos del parcial, y a 8,5 segundos en la general. Tercero iba a ser Senra, a 4,9 segundos de Burgo, y cuarto Rubén García. Hevia seguía cediendo tiempos y quedaba octavo, justo por delante de Vinyés, que ahora sí lograba adelantar a Pérez.


En históricos, tampoco lograba superar el enlace José Marbán, por lo que la clasificación quedaba liderada por Zorrilla, con una cómoda ventaja de 13,8 segundos sobre Francisco Casas.

Entre los de la Copa Suzuki Swift, Víctor Pérez mantenía una cómoda ventaja de 17,4 segundos sobre Ferrán Pujol.

La segunda pasada por Morcuera iba a continuar sin novedades, dentro de la sorpresa que suponía ver a Monarri hacer mejor tiempo tras mejor tiempo, y volvía a aventajar a Burgo en 1,6 segundos más, mientras que Lujúa volvía a la batalla. No fue suficiente, no obstante para arrebatarle el tercer puesto en la general a Senra, que sólamente cedía 2,4 segundos, aunque sí como para relegar a todo un Campeón de España a la quinta posición, que seguía sufriendo con los nemáticos de seco.

El segundo tramo que se iba a disputar sobre el asfalto del Jarama iba a dejar en evidencia las carencias del Impreza de Alberto, que cedía 3,8 segundos ante Burgo. Ahora sí que Manuel Cabo iba a demostrar de lo que era capaz su GT3, y marcó el mejor tiempo. Segundo fue Hevia, que dejó de padecer los neumáticos de seco en un trazado sobre el que no había ni gota de humedad. El tercer tiempo fue sorprendentemente para Francisco Cima, mientras Vinyés dejaba claros sus años de experiencia en circuito, con un meritorio séptimo puesto. Buenísimo resultado también el de Daniel Marbán, octavo sobre el trazado del Jarama. Mientras, Lujúa lograba adelantar a Senra, que cedía 12,7 segundos.

Marta Suría también iba a sacar provecho de su conocimiento del trazado para recortar varios segundos sobre sus rivales.

Cosciente de las carencias de su vehículo, y que una ventaja de 6,3 segundos podía ser muy excasa para un segundo tramo cronometrado en el Jarama, Alberto Monarri se vio obligado a echar el resto sobre el tramo que se disputaba en el Atazar. Y fue tanto el ímpetu que puso, las ganas que tenía de ganar en su tierra, que un desafortunado latigazo al salir de una curva de derechas iba a dar al traste con la ESPECTACULAR  jornada que nos había hecho vivir a todos los aficionados. Una lástima, la verdad. A pesar de que lograba llegar a final de tramo, los daños en el eje trasero iban a ser lo suficientemente graves como para dejarle fuera de la lucha del título.

Todo quedaba, pues, en las manos de Pedro Burgo, que lograba marcar el mejor tiempo por delante de Lujúa y Hevia. Marbán volvía a marcar un tiempazo, e iba cogiendo confianza en el Mitsubishi.

Así las cosas, y con la visible decepción en los aficionados madrileños que esperaban un triunfo del carismático piloto, quedaba todo visto para la sentencia que iba a suponer el último tramo cronometrado en el Circuito del Jarama de nuevo. Allí Manuel Cabo iba a volver a hacer valer la ventaja que le otorgaba su montura sobre el trazado, e iba a marcar el mejor tiempo, 4,8 segundos por delante de Cima, que volvía a volar sobre el asfalto del autódromo madrileño. Hevia lograba marcar el tercer mejor tiempo, y se afianzaba en la segunda posición del general.

Un comedido Burgo, ya sin presión, iba a marcar el séptimo mejor tiempo, pero era más que suficiente para llevarse el rally a tierras gallegas. Un sensacional Senra iba a lograr arrebatar en el último momento la tercera posición a Lujúa, que se vio apeado del podio del Estadio Santiago Bernabéu.  Vinyés finalmente se iba a ir a casa por detrás de Pérez, pero con la victoria de entre los dos ruedas motrices en el bolsillo, debido a la poca batalla que le presentó Antxustegui a lo largo de todo el rally, que incluso acabó cediendo la segunda plaza en favor de José Antonio Suárez y su Clio R3.

Finalmente iba a ser Casas quien se llevase el gato al agua en la categoría de clásicos, y es que un 911 es siempre un 911, y más en un circuito.  La copa Suzuki Swift iba a quedar en manos de Víctor Pérez, secundado por Ferrán Pujol. Y la Evo Cup iba a parar a manos de Víctor Senra.

Desde MadridMotorSport queremos mandar todo nuestro ánimo a Alberto Monarri, que nos hizo vibrar con una actuación fascinante a lo largo de todo el fin de semana, y esperamos que consiga un máquina lo suficientemente competitiva para el año que viene.  Sin duda es el campeón moral de este rally, y así ha quedado en la retina y memoria de todos los aficionados que allí se dieron cita.

Dar nuestra enhorabuena a los Campeones de España de Rallyes, Alberto Hevia y Alberto Iglesias, que han desarrollado una temporada memorable.

E igualmente felicitar a todo un Campeón del Mundo de Rallyes en categoría SWRC, que ha logrado abstraerse de todas las polémicas que le han rodeado a principio de temporada.

Y por último, esperamos que se tomen las medidas oportunas de seguridad para que no tengamos que volver a presenciar el bochorno que nos brindaron los cuatro impresentables de siempre.

Por unas cunetas libres de indeseables.

(Iremos ampliando el reporaje fotográfico en los próximos días).

Anuncios