XII Rallysprint Tierra de Paracuellos


El pasado domingo tuvo lugar en las tierras de Paracuellos del Jarama la última cita del Regional Madrileño de Tierra. Las gélidas temperaturas preinvernales, la escasa inscripción y las amenazantes nubes que cubrían el cielo paracuellense no fueron impedimento para que la afluencia de público fuese más alegre de lo normal.

Las lluvias caídas durante los días anteriores habían dejado un piso muy embarrado, y al tratarse de terreno arcilloso, las roderas y el deslizamiento era ya palpable durante la vuelta de reconocimiento. La misma empezó dentro del horario establecido, a las 10:30 de la mañana, y propiciaba que Francisco Fernández y David Colomo tuvieran que abandonar por avería mecánica de su Focus. Una pena la mala suerte que está acompañando a estos chicos durante toda la temporada.

Si algo puso de manifiesto la vuelta de reconocimiento era que así no se podía correr. O al menos, no lo iban a poder hacer los dos ruedas motrices, algunos de los cuales se quedaron atascados en el barro. Fue por ello que el inicio de la carrera se retrasó  dos horas, durante las cuales el público aguantó estoicamente las inclemencias meteorológicas.

El TC1 estuvo marcado por la rotura de la transmisión del Evo IX de Quique Sevilla, lo que nos privaba de uno de los mayores atractivos de la jornada.  De este modo, se iban a limitar la disputa de la victoria a la batalla que pudiese presentar “los Albertos” (Monarri y Chamorro) a Juan Carlos Aguado y Aintzane Goñi. Impreza contra Lancer, Subaru contra Mitsubishi. A más de uno nos trajo agradables recuerdos.

Sin duda, una de las sorpresas del rallysprint fue la participación del comentado Alberto Monarri. El “mediático” piloto madrileño dejaba el asfalto del Nacional para probar fortuna en una disciplina poco habitual para él. Y para ello se ayudó del Subaru Impreza con el que compitió el año pasado en el Nacional de Asfalto, adaptándolo a la nueva superficie. Muy fino y agresivo, proporcionó momentos de puro espectáculo durante toda la mañana.

Con todos estos ingredientes, el primer scratch fue para Juan Carlos Aguado, que marcó un tiempo de 5′ 49″, y una diferencia de 11 segundos sólo para Monarri. Más apretado quedó todo en las dos ruedas motrices, donde en menos de 20 segundos de diferencia se concetraban los tiempos de Pazos, Manzanilla, Andrés López, Ballesteros, Oliva y Miguel Sánchez, por ese orden. Durante este TC1 también se vio obligado a abandonar Gabriel Sánchez.

El TC2 iba a ser para Monarri, que acortaba diferencias con Aguado, y se ponía a sólo 7 segundos del piloto del Mitsubishi. Y si en la cabeza todo se apretaba, en “los pequeñines” era el siempre espectacular Manzanilla el que iba a poner tierra de por medio en esta ocasión, marcando una diferencia de 17 segundos sobre  Andrés López. Pazos se descolgaba hasta la quinta posición, sabedor de que el triunfo en la general estaba en sus manos.

El tercer y último tramo fue de nuevo para Monarri, que logró recortarle otros 6 segundos a Aguado. Pero no iban a ser suficientes, por lo que el piloto de R.M.C. se iba a llevar la victoria final por sólo 1 segundo de diferencia.

Andrés López y Eduardo Pazos quedaron tercero y cuarto respectivamente, pero no lograron recortar el suficiente tiempo con Manzanilla como para desbancar del tercer puesto al de Navalcarnero. Sí iba a ser suficiente, no obstante, para que Pazos se asegurase la victoria del Regional Madrileño de Rallyes de Tierra 2010, en el que ha completado una maravillosa actuación. La regularidad a lo largo de todo el campeonato, la fiabilidad de su 206 y su buen saber hacer han acabado por propiciarle una merecida victoria, a pesar de que a principio de temporada no figurase como uno de los principales favoritos a llevarse el título. Desde Madrid Motor Sport queremos hacerles llegar nuestra más sincera enhorabuena a los campeones.

Iremos completando la galería

Anuncios