I Rallysprint de Tierra de Villamanta


Calurosa jornada la vivida esta mañana en las tierras saperas, en las que ha tenido lugar la cuarta prueba del Campeonato Regional Madrileño de Rallies de Tierra.

La baja inscripción fue la nota dominante, ya que de inicio sólo se dieron cita 17 vehículos. El tramo constaba de 6 kilómetros que discurrían entre campos de viñedos y cereales, con algunas zonas con bancales de arena.

Si bien esperada, la victoria por parte de Enrique Sevilla fue bastante ajustada, pues al final sólo le sacó dos segundos a un sorprendente Alfonso Viera a los mandos de su Subaru Impreza. En el TC1 ambos marcaron el primer scratch, con un tiempo de 4′ 58″.  Y no fué hasta el TC-2 cuando el piloto del Mitsubishi le metió cuatro segundos al gran canario. En el último tramo cronometrado del día sería el vigente campeón del regional de asfalto insular el que le metiese dos segundos a Sevilla, dejando muy disputada la cabeza hasta el final.

Enrique Sevilla se impuso en la cuarta prueba del campeonato

El canario Alfonso Viera no se lo puso fácil a Sevilla

El tercer mejor tiempo fue para Manuel Gómez-Manzanilla, con su 206 RC, marcando un tiempo total de 15’10”.

Manzanilla quedó tercero

Eduardo Pazos marcó el cuarto mejor tiempo y el primero de los de la clase 2  (15’40”), sacándole 6″ a José Luis Ascarza con el Evo IX.

La cuarta plaza estuvo muy disputada

La polémica de la jornada vino servida cuando, primero Manuel García Iglesias y después Francisco Fernández reventaban sendos neumáticos delanteros y la transmisión al chocar con una piedra de un tamaño considerable que se encontraba entre unos juncos en una curva a mitad del tramo, aproximadamente. Ambos quedaban fuera en el TC-1 y las discusiones se sucedían en la asistencia con posterioridad: ¿culpa de los pilotos y los copilotos por no reconocer bien el tramo, o de la organización por no darse cuenta? El resultado es lo que cuenta, y las consecuencias fueron que los aficionados se quedaron sin dos de los coches que más guerra podían dar en el rallysprint.

Igualmente Alberto Dorsch se quedó fuera en el fatídico TC-1 cuando el turbo de su Toyota Land Cruiser dijo que no podía más.

El mejor de los de la clase 1 fue Miguel Sánchez a los mandos del Peugeot 106.

Mención especial para las chicas de Jarama Sport, Delia Barrios y Laura Aguado, que terminaron el rally a pesar de que su 205 Rallie sufrió un pinchazo. A pesar de terminar últimas, fueron las terceras de la clase 1, lo que les permitió recoger trofeo.

Buena actuación de las chicas

Iremos ampliando información y la galería fotográfica en los próximos días.


Anuncios