CM Open de España


Todos los vehículos CM están construidos sobre la base de un chasis tubular y están animados con un motor de motocicleta de 1.000c.c. situado en posición central, tienen una caja de cambios secuencial de seis velocidades, autoblocante, propulsión trasera y una carrocería de fibra.

Sus cifras son escalofriantes. Un peso de poco más de 400 kilos y unos 185 caballos de potencia, lo convierten en vehículos rapidísimos frente al crono capaces de rodar a un ritmo de 1,43 en el circuito de Cheste. Por poner un ejemplo, ese tiempo es similar al de un vehículo como el Ferrari 430 de la categoría GTB que compite en el Campeonato de España de GT o cuatro segundos más rápido que el de un Seat León de la Copa con 300CV turboalimentados. La diferencia es que el Ferrari asciende a 240.000 €, el Seat León a 66.000 € y el CM se queda en 30.000 €.


Anuncios